Dase y su Elemento Arte

Hay cosas que las sabes.

Las sabes desde el primer momento que tuviste consciencia, que tuviste la capacidad de sentir.

Hubo un día que cuando hacías “aquello” te lo pasabas mejor que con cualquier otra cosa, hubo un momento en que todo tu cuerpo y tu alma estaban juntos en esa actividad, que no importaba qué hora era, si alguien te miraba o no… Hubo un momento en que éramos libres para expresar lo que nos gustaba hacer y, simplemente, lo hacíamos. Concebíamos la vida tal y como es y no como después nos dijeron que tenía que ser. Cuando queríamos hacer una cosa, la hacíamos, disfrutábamos del momento, expresábamos nuestras capacidades y estábamos seguros de nosotros mismos.

Para algunos esta fase duró poco, porque, rápidamente, la familia, la escuela, los amigos, etc., se encargaron de hacernos saber que la vida no iba de eso, que no puedes hacer lo que quieres así, sin más. Otros tuvieron más suerte, crecieron en un entorno más abierto y no les pusieron obstáculos para poder desarrollar sus capacidades. Y después de estos dos casos hay “otros”, estos “otros” son seres especiales.

Son especiales todas aquellas personas que, teniendo el talento más puro, no lo dejan de lado a pesar de los obstáculos que encuentren en el camino. Su magia es tan grande, que por mucho que intenten hacer otra cosa, su espíritu no les deja estar, les obliga a regresar, no les deja marchar lejos de la creación.

Son estas personas las que, hagan lo que hagan, ves de lejos que les saldrá bien. Ves que todo lo que hacen tiene un aire especial, una sombra de genialidad, un sentido superior, como de divinidad. Todo es esencia, sencillez, belleza, transparencia, son Arte en sí mismos y nadie tiene ninguna duda.

Os pongo este vídeo al principio para que entendáis de qué estoy hablando y, aunque ya haga tiempo y sea un encargo comercial, veréis de qué es capaz el protagonista de hoy, no os lo perdáis. 

Hoy escribo sobre Dase, Marc Álvarez.

Estuve hablando con él hace unos días y, cuando llevaba 5 minutos escuchándolo, ya tenía claro que era un crack. Un genio, un artista, una de esas personas especiales que ahora os decía. No lo puedo describir de otra manera. Dase es Arte, el Arte está en su interior y, no importa si hace una marca de corbatas, un grafiti, pinta un cuadro, diseña una página web, escribe la letra de una canción o dibuja una lámina, la estética y la belleza están con él, le acompañan allá donde va, poseen su cuerpo y su cuerpo hace de vehículo para transmitírnoslo al resto de mortales.

Sí, sonará exagerado, pero os reto a que habléis con él sólo unos minutos y seáis capaces de decirme que no os ha transmitido unas ganas de vivir, una pasión, un espíritu de superación y un amor por las formas como pocas veces hayáis visto. Marc es exigente y vive para exteriorizar lo que lleva dentro, que ya os digo que, además, debe de ser muy hermoso también, porque sus obras así lo demuestran.

Espontaneidad, alegría, atrevimiento y una fuerza imparable son buenas palabras para describirlo. Me lo pasé tan bien escuchándolo que me hubiera quedado 2 horas más, o 2 días o… el tiempo que hiciera falta.

Admiro su fuerza y su amor. La fuerza con la que me contaba que siempre había tenido claro que quería ser el mejor en lo que hiciera, el mejor del mundo. Y el amor y el respeto que me transmitía cuando me hablaba de la pintura mural, del diseño… de la estética en general. Me pareció que estaba enamorado del sentido de la estética, de la belleza, de la pureza y me eso me pareció precioso.

A Dase ya le gustaba pintar de niño, era de los que preferían quedarse en clase dibujando que salir al patio a jugar al fútbol, y así lo continuó haciendo hasta que, en la adolescencia, descubrió el movimiento hip hop y los grafitis pasaron a ser su vía de expresión.

Me explicó que recuerda detalles como que su primer grafiti lo pintó un 2 de junio, que fue gracias a la desaparecida red social esflog.com que comenzó a ver el trabajo que hacían otros como él y se motivó para conseguir superarlos, que gracias a la red consiguió que empezaran a conocer su trabajo, y que, incluso, pintó su número de teléfono junto a un mural de los que hacía para que, si alguien pasaba por allí y le gustaba, le pudiera contactar.

Desde entonces han pasado muchas cosas y han pasado muy rápido. En poco tiempo comenzó a hacerse conocido, viajó por el mundo y pudo conocer a sus ídolos, estudió diseño gráfico y ha liderado numerosos proyectos diferentes, ha pintado en 5 points en New York, tiene dos empresas y hasta, cuando está de vacaciones, si ve una pared atractiva, pide que se la dejen pintar.

Como os decía antes, Dase no es su trabajo, Marc es Dase las 24 horas del día y así es como debe ser y por eso gusta tanto lo que hace, porque es puro.

Minimalista, estricto, en búsqueda constante de la perfección… así es como se define él. Para mí, es todo lo que os he contado y un gran ejemplo para I Believe in Dreams.

Últimamente estoy teniendo la “suerte” de encontrarme con personas fantásticas y Marc es una de ellas. Aquí os dejo otro vídeo y os recomiendo que echéis  un vistazo al Canal Youtube de Dase y, sobretodo,  al Instagram de Dase.

Os digo que es un buen ejemplo porque, estas historias, más allá del caso personal y de si os gusta o no lo que hace, tienen una trascendencia que va mucho más allá de la anécdota o del Arte. Lo que estamos hablando tiene relevancia social, vital, influye en el bienestar colectivo de la humanidad. Una de las cosas que quiero que transmita lo que he escrito, es la importancia de desarrollar las virtudes personales de cada uno para tener una vida feliz. Todos somos capaces de hacer una cosa u otra con más gracia y, en ningún caso, debemos dejar que nuestra pasión se ahogue bajo los deberes que nos auto-imponemos socialmente.

Uno de los libros que leí hace un tiempo y que me ayudó a cambiar mi visión de las cosas fue El Elemento, de Sir Ken Robinson con Lou Aronica. El Elemento nos cuenta, a partir de las historias, entre muchos otros, de Matt Groening (creador de los Simpsons), cómo podemos detectar nuestro potencial y qué tenemos que hacer para desarrollarlo. Para terminar os dejo un fragmento magnífico del mismo donde lo explica muy bien.

“A menudo, las personas a las que entrevisté para este libro dijeron que en nuestras conversaciones salían ideas y experiencias de las que nunca habían hablado con nadie de esta manera. El momento del reconocimiento. La evolución de sus talentos. El estímulo o los obstáculos de la familia, los amigos y los profesores. Aquello que les hizo seguir adelante y enfrentarse a las dificultades. Sin embargo, sus historias no son un cuento de hadas. Todas estas personas han tenido una vida complicada y llena de retos. Sus trayectorias personales no han sido fáciles ni sencillas, han sufrido fracasos y celebrado éxitos. Ninguna tiene una vida «perfecta». Pero todas experimentan regularmente momentos que parecen perfectos. A menudo sus historias son fascinantes. Pero en realidad este libro no trata de ellas. Trata de ti. Mi objetivo al escribirlo es ofrecer una visión amplia de la habilidad y creatividad humanas y de los beneficios que supone conectar correctamente con nuestros talentos e inclinaciones individuales. Este libro trata de temas que tienen una importancia fundamental en nuestra vida y en la vida de nuestros hijos, de nuestros alumnos y de las personas con las que trabajamos. Utilizo el término «Elemento» para el lugar donde convergen las cosas que nos gusta hacer y las cosas que se nos dan especialmente bien. Creo que es imprescindible que cada uno de nosotros encuentre su propio Elemento, no solo porque nos sentiremos más realizados, sino porque, a medida que el mundo evoluciona, el futuro de nuestras comunidades e instituciones dependerá de ello. El mundo nunca había cambiado tan rápido como ahora. (…) Necesitamos asegurarnos de que todas las personas tienen la oportunidad de hacer lo necesario para descubrir el Elemento por sí mismas y a su modo. Este libro es un homenaje a la impresionante variedad de habilidades y pasiones humanas y a nuestro extraordinario potencial de crecimiento y desarrollo. También pretende analizar las condiciones en que las habilidades humanas florecen o se desvanecen. Trata de cómo podemos comprometernos a fondo con el presente y de la única forma posible de prepararnos para un futuro completamente desconocido.”

¡Gracias Dase!

25 Enero, 2016

6 Comments

  1. Responder

    Jud

    26 Enero, 2016

    Espero que tengáis razón ^^ he probado tantas cosas y me gustan tantas formas de expresión… Que a veces me da la impresión de que me dejé la más básica :hablar jajajaja, gracias por haber respondido a mi comentario. Y Dase, frustrarse es natural en los perfeccionistas 😉 aun así,creo que haces cosas geniales y con mucho detalle,y ahí se nota el cariño por lo que se hace. Así que no frustrarse hombre!!
    Me guardaré este blog en favoritos si no es molestia 🙂

  2. Responder

    Gemma

    26 Enero, 2016

    Qué bonito!! Ni yo lo hubiera descrito tan bien, lo calaste rápido jeje.
    Un saludo y me ha encantado!!

    • Responder

      I Believe in Dreams

      26 Enero, 2016

      🙂 Muchísimas gracias Gemma! Un abrazo grande

  3. Responder

    Jud

    26 Enero, 2016

    Conozco a ese chico de una charla en el insti…Todas se quedaban embobadas al verle hablar jajaja Pero no es sólo una cara bonita,es una inspiración,es como algo totalmente inalcanzable,eso que transmite … Aunque sea muy humano. Parece tan feliz,tan satisfecho de él y lo que hace,creo que es eso lo que le hace especial. Quizá,no sé..Espero que el esfuerzo y la suerte me brinde algún día algo parecido. Quizá debería dejarme de tonterías y buscar ser la mejor en algo también. Ojalá algún día desaparezcan todas mis inseguridades y miedos.
    Gracias por este post,ha sido bastante inspirador.
    Se te da bien esto de escribir.

    • Responder

      I Believe in Dreams

      26 Enero, 2016

      ¡Hola Judith! Muchísimas gracias por tu comentario. Sólo el hecho de que te lo plantees ya quiere decir que tienes mucho terreno ganado a las inseguridades y miedos que tenemos todos y que nos acompañan cada día. Habrá un día que, por lo que sea, será tu momento. No te presiones y deja que llegue sin más y, sobretodo, confía en tu instinto. Gracias de nuevo por tus palabras y un abrazo.

    • Responder

      Dase

      26 Enero, 2016

      Hola Jud! Que sorpresa. Me he rayado mucho por no conseguir los resultados que quería, pero frustrarse no lleva a ninguna parte. ¡Ánimos y persigue tus sueños! ¡Muchas gracias!

LEAVE A COMMENT


*