Cuerpo y mente

Que el cuerpo y la mente están ligados es una obviedad que no creo que haga falta detallar… lo que no sé es si tenemos claro es que están ligados en todas direcciones, es decir, lo que piensas se traslada a tu cuerpo y piensas lo que piensas, porque tienes el cuerpo que tienes.

Lejos de querer ser la letra de una canción de esas que se basan en oponer frases típicas, es una gran verdad que, con el paso del tiempo, he podido comprobar . Una estructura muscular equilibrada y flexible permite que la energía en tu cuerpo fluya y, por lo tanto, que las ideas vengan de forma más natural. Por el contrario, un cuerpo rígido, sin una base que lo mantenga en una postura correcta, hace que se acumulen tensiones más fácilmente y con las tensiones, aparezcan las contracturas, los dolores de espalda, dolores de cabeza, el insomnio, las digestiones difíciles y un larguísimo etcétera que podéis encontrar en Google con una búsqueda básica: ventajas de un cuerpo flexible.

Al respecto de búsquedas en Google, os dejo un par de links que explican bastante bien lo que estoy apuntando en este primer párrafo y que no querría repetir, pero sí os recomiendo que os los veáis .

Corregir la postura

Mente y cuerpo

El mundo de la interpretación y el entrenamiento actoral es un pozo de sabiduría y conocimiento personal/emocional sin fin. Puedes hacer los mismos ejercicios en momentos diferentes de la vida y siempre sacarás información nueva sobre ti mismo. Siempre descubrirás vicios, miedos y prejuicios que te están influyendo a la hora de comunicar.

Ligando el inicio del post con esta breve reflexión, quería explicar un ejercicio que la gran Muntsa Alcañiz nos hizo una vez en el Institut del Teatre y que, a pesar de ser, seguramente, de 1º de párvulos de actores, me parece muy interesante y, sobre todo , adecuado para el tema cuerpo-mente .

Escoge un animal, mejor uno que conozcas o te guste. Adopta su postura, adopta su mirada, ¿es grande?¿ pequeño? ¿es rápido? ¿lento? ¿es agresivo?¿ tranquilo? Y hazte todas las preguntas necesarias para que tu cuerpo vaya interiorizando como se siente el animal escogido en cuestión .Verás como, sin quererlo, vas adoptando una postura, unas tensiones ( o no) y visión de tu entorno muy concreta. Una vez interiorizado las características, dedícate unos minutos a mirar a tu alrededor con sus ojos.

Las cosas cambian, se ven diferentes… y es así porque tu predisposición física y ” psíquica ” es diferente. Los ruidos, el silencio, los olores… y si tuvieras que hablar con alguien, desde el punto de vista del animal, seguro que lo harías diferente…

De ahí la gran frase ” ¿Qué somos, leones o huevones?! ” 😉 … Bueno, quizás no es exactamente eso, pero en todo caso si eres un león seguro que vives las cosas de una manera muy determinada. Puedes probarlo la próxima vez que tengas que afrontar un tema, dirigirte a una persona, reflexionar sobre una dificultad… y es posible que te surjan nuevos puntos de vista.

Así pues, seas un elefante, un gato, una tortuga marina, tengas los hombros encogidos, ” un pecho palomo “, andes mirando al suelo, no te guste mirar directamente a los ojos de tu interlocutor… y todas las opciones que puedas imaginar, ten en cuenta que todo te está influyendo en cómo ves tu entorno, en cómo te relacionas con los demás, cómo te comunicas… y todo, absolutamente todo, lo puedes cambiar entrenando y cambiando tu cuerpo. Para entrenar, y eso será motivo del post siguiente, me refiero a tener conciencia de cómo funciona tu cuerpo biomecánicamente, reforzar muscularmente las zonas que lo necesitan, estirar las cadenas musculares que soportan más tensión, aprender a relajarte, a respirar y concentrarte sólo en lo que estás haciendo.

Cuida tu cuerpo porque sólo tienes uno. Cuida tu cuerpo porque es en su interior donde están todos los órganos vitales y porque son ellos el motor de tu vida, de tus pensamientos y de tus sentimientos.

Os dejamos el vídeo de Jack Lalanne, un gurú al más puro estilo americano que nos habla de la felicidad y la importancia de sonreir y cuidar bien el cuerpo para ser feliz.

15 octubre, 2012

LEAVE A COMMENT